Le Cinque Terre.org

LA ABADÍA DE LOS CAPPUCCINI Y LA IGLESIA DE SAN FRANCISCO

La abadía y la iglesia se encuentran lugar en la colina de San Cristoforo, que divide la parte antigua de Monterosso de la nueva de Fegina. Su construcción empezó en 1619 y sufrió períodos difíciles, como la caza de los frailes con Napoleón en 1810. El edificio fue transformado en un hospital y luego en almacén, hasta que en 1894 Don Giuseppe Policardi, clérigo de Monterosso, compró la estructura, la restauró y la donó a la Frailes Capuchinos.
La iglesia dedicada a San Francisco es mucho más evocadora. Tiene un pasillo rodeado de altares de madera. Dentro nos encontramos con la pintura de la Crucifixión, atribuido a Van Dick, una tela de San Girolamo penitente del Cambiaso y una Madonna de los Ángeles de Oldoino Multedo del 1896. A la derecha de la iglesia se encuentran las ruinas del antiguo castillo, ahora son el cementerio.

La iglesia de San Francisco de Monterosso